El vacío de la brecha generacional

Algunas veces hemos recurrido a la frase "las nuevas generaciones solo tienen mierda en la cabeza", decimos que ahora son niños que no les interesa nada, con pocos o nulos valores natos, que no tienen futuro, etcétera, etc.
 Pero es cierto que casi toda la culpa la tienen los padres,y ¿quiénes son los padres de estos niños?.
Pues muchos de estos "padres" son jóvenes aún, entre 15 y 24 años, que por malas decisiones, falta de voluntad, ingenuidad y dejadez, truncaron su juventud, para convertirse en padres de estas nuevas generaciones, que, bajo la tutela de adolescentes inconscientes aún, aprenden malos conceptos y maman una mala educación.

Pero ¿qué es lo que pasa?, ¿cuál es la diferencia entre nuestras generaciones?, ¿qué es lo que les falta que nosotros sí tuvimos?





El ambiente que nos rodea es de donde aprendemos, si vivimos en un ambiente violento, tendemos a la violencia, igual si crecemos en un ambiente inculto, donde todo se deja al "ai se va", nos convertimos en alguien que no le importa nada.

Un poco de la diferencia entre las generaciones pasadas y las mas nuevas, se puede  medir con los medios que consumen.

Muchos de los productos mediáticos de los niños de ahora están fundamentados en el consumismo, el individualismo extremo y nuevos conceptos arcaicos de la época medieval moderna.

Reggeaton sexista, caricaturas estúpidas y sin sentido, telenovelas patrocinadas por el gobierno ocultista, reality shows que de realidad no tienen nada y chismes faranduleros que edifican cuerpo y mente, son el alimento cultural de los niños de ahora.



Son niños, que jamás escucharon cuentos de sus padres, que no leen, que no crecieron con las fábulas de CriCri, las cuales, analizándolas mejor, tienen mensajes muy anhelados para nuestra cultura.

Aceptar la pluralidad, los orígenes de la gente, eliminar el racismo, las castas, igualar las clases sociales y todos esos paradigmas que dañan y afectan a nuestro pueblo.

El "orgullo" ese que nos caracteriza a los mexicanos, y al mismo tiempo es nuestro cáncer social al no dejar que aceptemos nuestros errores, que nos hace creer mejores que el vecino.

Si preguntan a todos activistas mexicanos jóvenes, los que se mueven por un ideal, muchos te dirán que en su infancia los dejaban volar su imaginación y leyeron cuentos.

Modificando mucho la frase acuñada al filósofo antiguo, Jesús de Nazareth, "dejen que los niños se acerquen a la lectura, a los cuentos, a la imaginación; porque de ellos es México, el reino de dios".




Entradas populares