I quit motherfucker!

Y que le dije al holandés "Si no puedes entender mi situación, entonces no puedo seguir trabajando aquí."

Esa fué la ultima frase que le dije al dueño del lugar donde solía trabajar hasta la semana pasada.
Está bien, no era el mejor trabajo del mundo, solo era para juntar algo de dinero que necesitaba para mis planes de estudiar cinematografía.
En fin, como mi anterior vida como artista aprendí que una de las mejores cosas es ver a alguien de tu familia o amigos en el público, sé que mi hermano, el cual iba a tocar el viernes 13 (sin supersticiones) de septiembre, apreciaría verme al frente, grabando el concierto y tomando fotos.
Por qué tan importante se preguntarán los 3 que leen mi blog. Bueno, pues imaginen que es su primer concierto propio, el que lo organizas tu y es como tu "debut" solista, pues así era el concierto de mi hermano.
Muy bien, sabiendo ya esto, desde el lunes de esa semana, le pedí al dueño de mi ex trabajo, el cuál es holandés (importante), que me diera la tarde del viernes libre, para ir al concierto, y regresar a trabajar terminando.
A lo cual el muy chingón dijo que no, sin pensarlo un segundo. "Por mi parte no vas" me dijo, con cara de enojado y su risa burlona y -----. "Te necesito más aquí," -siguió diciendo- "qué no ves que es viernes-de quincena-¡DE SEPTIEMBRE! ¿Qué no sabes? Es la fiesta mexicana wey"
<< Uhmm, creo que no, 23 años viviendo en México y no se que es eso WEY>>

Y para rematar me dice "Oséa, ¿qué es mas importante para ti, tu trabajo o tu familia?"
Para no verme muy receptivo o endeble a las palbras fuertes, actué frío y tranquilo, puse mi bluff y me alejé.
Tal vez  no fué la gran cosa, pero si alguien osa hacerme sopesar mis prioridades, me hace enojar.
Por lo tanto, toda esa tarde me sentí amargo, enojado y triste.
 ¿Cómo voy a llegar con mi hermano y decirle que no voy a ir a su concierto? Quedo mal con mi familia.
Tal vez un poco al estilo Don Jon, mis prioridades son primero familia y amigos, mis ideas, mis cosas útiles y mi trabajo. Tal vez me digan "Wow, eso es ser irresponsable." Pero para alguien como yo, existencialista, que busca una vida con significado, una vida en la que logre dejar algo para las generaciones futuras, creo que el dinero y las cosas materiales banales son lo último en mi lista.
El trabajo sí, es un medio por el cual puedes lograr un significado, pero no lo es todo.
<<You are not your job...>>
Entonces, mi familia o "mi" trabajo.
Estuve todo ese lunes masticando esa pregunta, analizando qué era más importante.
Ya para la noche tenía mi respuesta.


Cuando le comenté a mis papás mi plan, me dijeron que buscara la manera de que me diera permiso o de faltar. Pero no, con esa gente no se puede. He leído que algunos europeos, más los de países del norte, tienden a ser más frios emocionalmente, menos apegados a las personas y más a lo material. Obviamente no generalizo, pero es lo que he leído, y creo que ese triste holandés es de esos.
Entonces decidí que si al otro día seguía con la misma idea, renunciaría. Así de extremo.

¿Por qué? Bueno, yo me considero de esos que darían su vida o más por sus seres queridos, por lo tanto, no defraudaría a mi propio hermano por un poco de triste dinero -el cual no era mucho, así que no se pierde nada.

Llegando al otro día, tomando fuerzas de quién sabe dónde, llegué enfrentando al tipo.

Quería mi respuesta, quería irme ya.

"Necesito realmente el viernes, no puedo dejar a mi familia en esto."

Parece que le dije que odio a su perro. El extranjero ahora era rojo, casí colérico hablando idioteces.

"Aquí haces más falta que con tu familia" "Yo también soy como tu familia, imagina que soy como tu hermano"  
<<No somos ni del mismo país, como crees>>
"Va a haber mucho dinero, es como nuestra navidad, te vas a perder un billete, etc."

Si claro, ya me sé todos esos trucos, no voy a tragarme tu mercadotecnia.
Era el momento, lo tenía contra la pared.

"Entonces, si no puedes darme permiso para ir, y no puedes comprender realmente lo que te explico, eso significa que no puedo trabajar en un lugar así." -comencé- "Al rato, cuando igual necesite un permiso vas a salir con lo mismo y  así hasta morir"
>>"No, realmente no puedo estar en un lugar así"

En ese momento, saqué el destapacorchos que indica que era mesero/vendedor de vinos, y como policía de película, que deja su placa en el escritorio del jefe; lo puse en la barra y dije:
"Eso sería todo"

Entonces mi antes patrón, se paró y extendió su mano hacia mí:
"No pues gracias, entonces, hasta luego"

Le di la mano.

Me di media vuelta y salí.



Me alejé unas cuadras, y en una banca me senté y reí como lo hacía en años. Me sentí libre. Muy libre.

Un rato después me avisaron que pasara a firmar mi renuncía y demás, pero esas es la parte aburrida de la historia.

Ahora, con mi tiempo libre, ya inscrito en el diplomado de cine, es tiempo de moverme y seguir avanzando.

Uno nunca debe dejar de avanzar; nunca. Si estás en un lugar o con alguien, y te impide seguir tu plan de alcanzar tus sueños, entonces dejalo.
Cualquier cosa que te detiene es un lastre y debes decidir, si deterte, arrastrarlo e ir lento, o soltarlo y volar.

Entradas populares