Black Hawk Down y Tears of the Sun. La guerra es cáncer.


El ser humano controla el mundo. Lo sabemos.
El ser humano destruye el mundo. Lo queremos negar.

La guerra es el negocio mas grande y redituable de los gobiernos y empresas. Todos sacan una rebanada del pastel.
Empresas de armas, contratistas, transportistas, etc.
Todos adoran la guerra, todos excepto la gente, el pueblo.
Todos aquellos que sufren por las balas y las explosiones, todos los demas que no nos rellenamos el bolsillo con dinero manchado de sangre.
Todos los que perdemos algo, aunque sea la mas minima cosa.




Si algo nos ha enseñado Hollywood, es que la guerra vende, hace peliculas.
Pero por mas cruda que una pelicula sea, no nos enseña la verdadera cara de la guerra.
La cara en la que todos, sin importar que bando gane, todos perdemos.
Perdemos como sociedad, perdemos como paises, perdemos como humanidad.

Para la gente, las guerras son peleas entre ideas de diferentes grupos. Para los gobiernos y empresas, es entretenimiento, negocio y apuestas. Juegos brutales en los que se acaban con familias, hogares y con el que se destruye lo mas importante que tenemos: Nuestro mundo.


Entradas populares