...No obstante, si tienes un amigo que sufre, se un asilo para su sufrimiento; pero en cierto modo un lecho duro, un lecho de campaña: asi le seras mas util.
Y si un amigo te hace mal, dile:
Te perdono lo que me has hecho, pero lo que te has hecho a ti, ¿como podria yo perdonarlo?

Hay que contener al corazon, si se le deja libre, ¡que de prisa se pierde la cabeza!

Cierto es que que soy un bosque lleno de tinieblas y de grandes arboles sombrios, pero el que no tema a mis tinieblas hallará bajo mi cipreses sendas de rosas.

Y he aqui la segunda cosa: se manda al que no sabe obedecerse a si mismo.
He aqui lo que vi en tercer lugar: mandar es mas facil que obedecer, porque el que manda lleva el paso de todos los que obedecen, y a veces esa carga puede aplastarlo.

Y cuando se manda a si mismo, tambien tiene que expiar su autoridad: hay que ser juez, vengador y victima de sus propias leyes.

Yo habia renunciado a toda vida: es lo que soñaba. Me habia convertido en vigilante nocturno y guardian de las tumbas, alla en la montaña solitaria.

Algunos hasta se han hecho vigilantes nocturnos, y ahora tocan el cuerno, rondan la noche y despiertan cosas antiguas que hace mucho tiempo se habian quedado dormidas.

Entradas populares